La Luna puede ser un satélite artificial creado por antiguas civilizaciones

Mikhail Vasin y Alexander Sherbakov, dos científicos rusos experimentados de la Academia de Ciencias Soviética, propusieron una teoría en la que afirmaban que la luna no es un satélite natural. De hecho, ninguna civilización antigua lo mencionó.

¿La luna es un satélite artificial?

la luna es de mentira

En la década de 1960, la revista "Sputnik" publicó un artículo en el que dos científicos afirmaban que la luna no es un satélite natural de la Tierra, sino un enorme asteroide hueco. Su creación se atribuye a una civilización avanzada que la colocó estratégicamente en la órbita de la tierra hace muchos siglos. Una teoría puede considerarse un poco a priori, pero puede explicar muchos de los misterios de "nuestro" satélite.

El artículo explicaba que para que la luna soporte su meridiano sin romperse, debe mantenerse a través de algunas características internas inusuales. Uno de ellos es una enorme fortaleza interna. Los expertos dicen que los satélites artificiales suelen ser huecos, tienen una gran resistencia y pueden soportar cambios en el espacio exterior.

"Probablemente tenga una capa doble la base, un denso armazón blindado de un espesor de unos 30 Km, y sobre él una cubierta menos compacta, una capa más fina, de unos 4,5 Km".

Argumentos de los científicos rusos

La mayoría de los escombros que ingresaron a la atmósfera fueron destruidos, pero este no fue el caso de la luna. Esto puede explicar la gran cantidad de cráteres que existen en su superficie en comparación con la Tierra. Si se considera que la luna se está propagando desde un punto lejano del universo, la influencia sobre la luna es mucho mayor que sobre la tierra.

la luna es un satelite artificial

Otro problema es la profundidad del impacto. Todos son superficiales. La explicación de este fenómeno es que el objeto choca con la capa de amortiguación antes de encontrar una capa protectora impenetrable. Esa sería una capa de blindaje de 30 kilómetros de espesor, por lo que la explosión del impacto solo dañaría el proyectil de 4,5 kilómetros. La profundidad de un cráter que se ve comúnmente en la luna.

Otro suceso inexplicable son los rastros de mares de lava que se han encontrado en la Luna. Algunos científicos aseguran que la lava pudo provenir del interior del satélite. Algo poco probable, pues siempre se ha considerado un cuerpo frío, incapaz de generar ese calor. Aunque otras teorías hablan de que los meteoritos que explotaron en su superficie producen esa lava. El problema es que ésta parece emanar de su interior. Para Vasin y Sherbakov, estos mares si provenían del interior de la Luna, pero no como lo creemos.

¿Una antigua civilización?

la luna es de mentira

Los expertos aseguran que, partiendo del interior, alguien o algo produjo dicho material compuesto por rocas y materiales y tomó la apariencia de lava. Esta pasta se utiliza como cemento para reparar los daños causados ​​por los meteoritos, dando como resultado una zona más "limpia" y oscura que otros meteoritos. Esto podría explicar las variaciones gravitacionales en algunos sectores de la Luna. La composición y el peso de estos «mares» los provocaría.

Esta teoría de que la Luna es un satélite artificial no es algo reciente, algunos expertos alegan que no hay registros de que la Luna existiera siempre.

Aristóteles habla en la Constitución de Tages, que el pueblo de los pelasgos habitaba la Tierra «antes de que la Luna apareciera en los cielos». Antiguos textos tibetanos también rezan que en el desaparecido continente de Gondwana, donde estuvo la antigua Lemuria, no existía la Luna. Inmanuel Velikovsky, investigador ruso declaró en los años 50 que no existen registros claros de la Luna en muchas culturas antiguas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Más información