Un contacto OVNI de niños en Cáceres

Hace 43 años, en 1975, seis niños de 8 a 11 años y un matrimonio vieron un objeto volador con luces blancas y azules cerca de la plaza italiana. Ellos relataban lo ocurrido de esta manera: "Es como una bola del mundo dividida en dos".

La historia de un OVNI

avistamientos de ovni en españa

Una noche de verano es una extremeña calurosa. Un pequeño grupo de amigos está jugando en la calle de Carlos V de Cáceres. De repente algo ha provocado su atención, como describen los niños, es un objeto aéreo cristalino estático con una luz roja en la parte superior y otras luces parpadeantes blancas y azules en la parte inferior. También agregaron que hay tres antenas en la parte superior, y la del medio es más larga que las demás. Uno de los niños mayores del grupo, José Manuel, emitió un comunicado en el que decía: “Esto no es un avión ni nada por el estilo, era algo desconocido".

Todos los demás compañeros estuvieron de acuerdo con su compañero, José Manuel, y todos anunciaron que el artefacto se asimilaba en una bola mundial dividida en dos, siendo la base la parte más ancha. Todos dijeron que el extraño objeto venía de La Madrila y se dirigía hacia el cementerio. Afirmaron que se mantuvo en su altura durante unos minutos y pudo ver "muy extraño" cómo hacía ruidos intermitentes cuando estaba encendido. Comenzaron a correr hacia la Plaza Italia, pero cuando se dieron cuenta de la alta velocidad del aparato dejaron de correr.

Consecuencias y testigos

un ovni visto en caceres

Los niños después de ese acontecimiento quedaron atemorizados y traumatizados. Una de las niñas María Rosa explicaba meses después de lo ocurrido, que no había podido volver a dormir sola tras ese acontecimiento debido al miedo que paso esa noche. Otra de las niñas pidió totalmente silencio ante su identidad al redactor del periódico por miedo a ver si de alguna manera se iban a enterar los extraterrestres y pudieran tomar algún tipo de represalia ante ella y sus amigos. Pero no solo fueron testigos del incidente de esa noche, sino que se presumió no solo que consideraron este misterioso dispositivo. Esa noche, una pareja, la familia García, tomó café en su terraza, lo que confirmó estos hechos.

"Vimos una luz moviéndose brevemente de oeste a este. Era un objeto muy bajo y no pudimos apreciarlo muy bien, pero era de un azul violeta, esférico, como una media naranja, dejando atrás algunos destellos o un estallido de luz" También agregaron un dato que los niños no notaron: “Emite un olor muy extraño, como dióxido de carbono o algo quemado."

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Más información